Miembros del Esmad de la Policía tuvieron que intervenir este martes 29 de junio en inmediaciones a Fontanar del Río, un sector de Suba donde se realizó el evento de presentación de la segunda línea del Metro de Bogotá, y al que asistieron el presidente de la República, Iván Duque, y la alcaldesa, Claudia López, ya que hubo presencia de manifestantes que atacaron a la fuerza pública con piedras.

En medio de estos hechos se reportó un ataque con piedras a una de las camionetas que custodia a la ministra de Transporte, Ángela María Orozco. Además de esto, se publicó un video en el que se ve cómo un joven se desmaya tras forcejear con algunos miembros del Esmad.

Un joven convulsionó en medio de estos hechos, después de algunos minutos, fue trasladado a un centro médico en un taxi, ya que no llegó alguna ambulancia, y ahora se recupera satisfactoriamente. La fuerza pública controló hace algunos minutos el orden público en el sector de Fontanar del Río, en Suba.

Algunos periodistas que se encontraban en el lugar también reportaron que fueron agredidos por antimotines, quienes, por ejemplo, empujaron a una reportera de una casa radial, según su denuncia. En otro video también quedó registrado el ataque a un joven ciclista, por parte de al menos cuatro miembros del Esmad.

El presidente Iván Duque señaló que «ante las actuaciones de miembros de la Policia Colombia que se excedieron en el uso de la fuerza en la localidad de Suba, la institución inició de inmediato la investigación formal». «A nuestros policías todo el apoyo, pero también toda la exigencia», agregó en Twitter.

Por estos hechos ya se pronunció el general Óscar Gómez Heredia, comandante (e) de la Policía de Bogotá, quien anunció que tres uniformados fueron identificados por esta agresión. «Rechazo total a todo tipo de violencia, hablamos con las periodistas y les extendimos las respectivas excusas, inmediatamente, gracias a unos videos procedimos a identificar a tres policías miembros del Esmad, quienes en forma inmediata fueron citados al comando de la Policía y separado de sus funciones», dijo el alto oficial.

La alcaldesa Claudia López también se refirió a estos sucesos. «Rechazamos y tomamos medidas inmediatas sobre todo abuso de autoridad y acto de violencia. Lo ocurrido hoy en Suba es inaceptable. Los miembros del ESMAD que abusaron de la fuerza fueron retirados y entran en investigación inmediatamente», expresó.

FUENTE: ELTIEMPO.COM